jueves, 4 de diciembre de 2008

Catervas Presenta Tercer Disco

Catervas en Mao Bar, Lima - 07/12/2008

Luego del fiestón de hace casi tres meses en el que proyectaron el videoclip de Transmisor, este domingo 7 Catervas presenta oficialmente Hoy Más Que Ayer, su tercer y último álbum. Aún no lo compro, pero gracias a mi tocayo ya he podido disfrutarlo. Así que espero encontrar gente conocida y pasarla muy bien el día del concierto.

Y para ir calentando, de mi antiguo blog rescato una extensa entrevista que mi amigo Aldo y yo les hicimos el jueves 5 de julio del año pasado para concretar un trabajo que él debía presentar. Ellos ya habían aceptado ayudarnos y, aunque algo tarde, llegamos hasta la casa de su sonidista donde nos estaban esperando. Luego de saludar y acomodarnos, empezamos. Hablamos también del tercer disco, en ese momento aún en preparación. Al final, después de las fotos, nos fuimos bastante contentos con nuestros CDs firmados. Gracias, muchachos.

Catervas, entrevista - 05/07/2007


Aparte de ser músicos ¿a qué se dedican?

Pedro: Trabajamos en una empresa de diseño (señala a Raúl) y Javier es comunicador. Llega un momento en que las cosas se combinan porque también trabajamos para festivales o para conciertos e integras la música con el diseño y es paja también.

Raúl: Trabajamos para dos productoras ahorita, que siempre hacen eventos ultimamente en Lima. Para Automatic y para la que hace Rock En El Parque. Cosas diferentes, pero sí tenemos el feeling porque es música.

Javier: Claro, de hecho hay un momento en que se bifurcan. Ya es un tema publicitario en el ámbito de ellos y el mío es en otra empresa; veo el tema de comunicación y marketing, pero es de rubro agrícola. Ya tengo tres años ahí. Eso es un momento y hay otro en donde sí un poco con la música lo aplicas o te ayuda.

¿Y tienen otras aficiones aparte de la música? Cine, literatura, videojuegos...

Raúl: A mí me gusta dibujar, hacer caricaturas, leer, ver programas de cocina.

Pedro: Cine sí, me gusta; de todo tipo: comercial, independiente. Me gusta ir al cine. Pero la afición siempre ha sido la música.

¿Qué películas le gustan?, ¿algún título o director en especial?

Pedro: Kubrick.

Raúl: Yo ahorita estoy en una temporada media gore. Hace poco vi Masacre En Texas.

Javier: Los Sueños de Akira Kurosawa, Resplandor, Cinema Paradiso, Tesis. También otro tipo de cine más «comercial». Taquillero, pero bueno. En realidad diferentes gustos, no te podría decir un título en partícular. Un par de Chaplin. También el expresionismo alemán, El Cabinete Del Doctor Callighari.

Pedro: Un poco dentro de lo que dijo Raúl, en el gore a mí más me gustan las chinas o las japonesas. Son muy fuertes.

Si bien no son fans de algo en particular, vemos que tampoco se cierran a nada.

Todos: No, nada que ver.

Raúl: Pero sí somos fans de Star Wars.

Javier: Yo recuerdo haber visto El Regreso Del Jedi en el cine.

Pedro: En El Pacífico!

Raúl: Después del cine me quedé jato...

Ahora que mencionamos esto de las películas, ¿les gustaría formar parte de una banda sonora? Ya sea con canciones o haciendo un score entero.

Pedro: Hay un proyecto que está todavía pendiente, pero de hecho que me encantaría participar en un soundtrack. Tengo ahí esas canciones que quizá no las aplico al grupo porque no van con la onda, son instrumentales, un poco abstractas, no tienen estructura. Me encantaría ingresar a ese mundo de películas, de musicalizar obras.

Catervas, entrevista - 05/07/2007


¿Y en lo que es animación?

Pedro: Te mentiría, no he visto mucha. He visto Akira, que es un clásico; me recomendaron El Viaje De Chihiro que aún no puedo ver. Hace poco vimos Las Trillizas De Belleville; puta que bien bacán, los dibujos son bien pajas.

Raúl: Yo me acuerdo que antes, en los 80, era niño y daban una serie llamada Monstrobujos. Era anime, creo. ¡Quemadaza! Esa vaina era para adultos, daba miedo. Y otra que se llama El As Del Espacio que vi en el canal del 27 y nunca más supe de ello, pero sí recuerdo verla mucho de chibolo.

Pedro: Robotech...

¿Qué otros recuerdos de pequeños tienen?

Raúl: La primera vez que vi a The Cure fue a los diez años. Me impactó.

Pedro: Nos gustaba la música y jugábamos un poco a ser un grupo de rock, le llamamos rockola: «¡hay que jugar rockola!» y poniamos música de esa época, por el '86.

Javier: Agarrábamos unas raquetas de bagminton o lo que sea y eran las guitarras. ¡Pero sin saber tocar! No teníamos ni la intención de querer hacerlo todavía.

Pedro: Lo que sí hicimos era dibujar bastante.

Javier: Y ellos (señala a Pedro y Raúl) tenian una historieta donde eran un grupo que se llamaba Molécula. Y eran ellos, Wilmer y otro amigo más de barrio, como una especie de banda de rock que merodeaba entre nosotros. Pero todo quedaba en historieta o en juego. Ya después vino lo de la música.

¿Con un disco o un grupo en especial?

Pedro: De querer tener música, cassettes o LPs en aquella época. A raiz de que nos ganamos una beca para estudiar guitarra empezando con música criolla o valses. Admito que no me gustaba mucho, pero luego hubo una especie de taller con canciones más populares, rock. Entonces empezamos a sacar covers: Los Violadores, Los Prisioneros. Como que ahí empezó el bichito de querer tocar.

Raúl: Yo siento que desde que empezamos a hacer las historietas dije «quiero tener un grupo». Pero ya con el chongo de hacer historietas y jugar a los dibujos animados, el grupo de rock en caricatura. Yo, por ejemplo, ahí tocaba batería; otro amigo cantaba y uno tocaba guitarra. Yo no sabía qué iba a tocar, pero sabía que iba a estar en un grupo. Y ya se fue dando.

Javier: El hecho de imitar se volvió ejecutar. Dejamos las raquetas y empezamos con instrumentos de verdad. El primer disco tiene una canción que es del año noventa, el segundo también y este tercero también va a tener una de esa época. Estaban en el baúl. Y yo creo que ya por esa época estábamos con las propias, aparte de las de The Police, Duran Duran, Ocean Blue, The Cure, R.E.M.

Y de los grupos nacionales de antes o de ahora, ¿cuáles les gustan?

Raúl: Voz Propia fue el primer grupo con el que pensé «¡manya, qué paja!». Y Viajeros, hay bastante melodía.

Pedro: Hipsnoasención, Espira. De cuando recién salíamos.

Raúl: Antes no había tantos grupos que nos gustaran, ahora hay varios que sí. Más o menos son de nuestra onda, tienen los mismos referentes. Hay tantos grupos en myspace, que hasta te puedo hablar de canciones.

Pedro: Estamos atentos ante cualquier banda que salga y que nos parezca chévere y tocar con ellos.

En los festivales no siempre es así ¿Qué tal la experiencia?

Raúl: Una vez tocamos en Rock En El Parque y nos mandamos con El Gato Ron Ron y todos eran punks. Recién eran las seis y faltaba mucho todavía para que acabe el asunto, había un huevo de gente.

Javier: Se notaba que era la primera vez que escuchaban algo así.

Pedro: No ha habido rechazo, pero tampoco euforia. Sí, por lo menos, había interés: después de la tocada se acercaban a los camerinos. Eso es importante. Gente con los pelos parados, con aretes y púas se acercaban a que le firmemos un disco. Bien extraño, pero dice mucho de la gente que es abierta a escuchar distintas cosas.

Javier: Eso genera una distinción (en el buen sentido) Si tú oyes puros grupos punks cuando escuchas algo que está fuera de ese entorno generas algún tipo de recuerdo.

Raúl: O te interesa o lo pifeas y rechazas. Como en la Universidad De Lima cuando recién salíamos como Catervas. En esa época todos tocaban trova, Charly García, etc. Nosotros tocamos Clave De Ángeles, Viajar y B-Doble-P y toda la gente silbando y pifiando, gritaban «¡a qué hora sale el platillo volador!» (risas) Pero ésa era la intención. Igual yo escuché mostro al grupo. Sentí que se podían hacer cosas mejores, a pesar de las pifias.

Catervas, entrevista - 05/07/2007


Por entonces, bajo el nombre colectivo de Crisálida Sónica, sacaron junto a Espira, Fractal e Hipnoascención el cassette Compilación I.

Pedro: Siempre veíamos de lejos a Miguel Ángel (de Espira) y no nos enteramos que vivíamos cerca sino hasta que nos hicimos amigos a través de la música. Creo que éramos el único colectivo de aquella época, habían pocos grupos así. Ahora nos llama la atención que ya haya más gente abierta a ese tipo de sonidos, más libres en lo que quieran hacer. Y se acuerdan de la maqueta.

Raúl: Nuestro primer concierto fue, creo, en el Árabe Pub. ¡Antes de subir a tocar nos metimos una borrachera! Éramos los únicos chibolos ahí, teloneando a Dolores Delirio. Ellos ya tenían un buen número de gente que los seguía y sabían sus canciones.

Javier: Yo recién empezaba a tocar batería. Fue todo muy paja porque era la primera vez que ibamos a un ambiente donde había música y gente que nos gustaba, algunos de Crisálida Sónica.

Raúl: No como en el cole' cuando tenía catorce años y era un bicho raro por gustar de los Stone Roses.

Pedro: Esa noche todo fue rápido. ¡Ni nombre teníamos!

¿Cómo nació el nombre de la banda?

Raúl: Abrí el diccionario y ahí estaba, pero no sabía qué significaba. Le pusimos la S para que suene mejor.

Javier: Exactamente es turba. Te refieres a un grupo de gente, pero de manera despectiva. Y si miramos atrás, lo que decía Raúl, éramos los bichos raros del salón. En el concierto en la Universidad de Lima ves que pasó lo mismo.

¿Por eso la actitud en canciones como Garabatos y Tacto o en los polos de "Jódete, Soy Un Catervas"?

Pedro: Exacto. Es «¡me llega!». Si bien no es tan forzado, basicamente ese es el concepto Catervas. Más que una canción de amor, Garabatos es una actitud hacia los medios o el resto en general; «tu mente fresa» decía la letra originalmente.

Javier: Si no te gusto no me importa, tampoco te lo voy a imponer.

Pedro: El caso es que por entonces había canciones que no tocábamos en vivo, pero los Dolores nos invitaron porque escucharon nuestra maqueta.

Y esa maqueta ya tiene once años ¿Cuán difícil es hacer música en nuestro país?

Raúl: Cuando recién sales piensas que es fácil. De ahí te das cuenta que tiene que gustarte, porque si sientes que lo haces sólo por meter chongo o por ser conocido o famoso... pues no. Si pasas esa etapa, una vez que te gusta, lo haces porque es necesidad. Yo de la nada estoy ahí craneando melodías y me gusta. Pónte que de repente no saquemos discos, pero siempre voy a hacer música.

Javier: Es como cuando estás con enamorada: los primeros meses es bravazo, pero después tu bolsillo te duele (risas). A lo que voy es que a veces uno quiere hacer de todo en la música, dedicarse, pero Lima no es mercado para ello: aunque ahora es un poco más cómodo hacer un disco (por esto de la computadora) igual es una inversión, tampoco hay una cultura de consumo de rock nacional, es difícil entrar a los medios. Así que o tienes un trabajo aparte o te dedicas de lleno a la música.

Raúl: Nos han dicho de todo, que somos como Hombres G, que somos metal, que somos dark, un pata nos dijo que somos emo (risas)

Pedro: Tienes que ser manager, hacer los afiches, pegarlos tú mismo, tienes que hacer todo. Depende de tu actitud, quieres hacer música para qué. Obviamente satisfacerte a ti mismo y a la gente que te sigue o simplemente por vacilón, hacer dinero, que las chicas estén ahí y terminó tu época y te dedicas a otra cosa. Hay gente que sólo lo hace por diversión, por que le griten y que le tiren una prenda.

Javier: Es más, a veces alguien nos decía: «pero tienen que sacar su baladita, otra bailable»; decir que canten primero las chicas, luego los chicos. O sacar algo sólo para poguear. No sé, eso ya es muy calculado.

Vivir de la música aquí y ahora es una utopía, parece.

Pedro: Se puede en la medida de cómo lo quieras. Vivir enteramente de la música y ser masivo de la manera en que dé plata requiere una inversión.

Javier: Casi todas las bandas de ahora son independientes.

Pedro: Sony se fue por la piratería. Es un buen indicio también porque sabes que tu producto se vende.

Raúl: Pero ese dinero no va al grupo.

Pedro: Hemos firmado discos piratas en provincia y no vas a renegar, simplemente dices «manya, qué paja» porque a la vez llega a gente que no tiene para comprar un disco original o porque tu distribución oficial no llega hasta allá. Es gente que ha hecho lo posible por conseguir tu música.

Raúl: Y no sabemos cómo lo hacen, que nos conozcan. Porque hemos ído a Trujillo, Huancayo. En La Oroya yo me sorprendí.

Manchester... (sonrisas)

Pedro: ¡La Oroya es mostro! Piura también.

Catervas, entrevista - 05/07/2007


La experiencia en provincias ha sido buena entonces.

Pedro: Me atrevería a decir que hasta mejor que en Lima. El hecho de salir de casa para viajar lejos, estar en el micro con todos los inconvenientes que hay.

Raúl: La gente es más entregada.

Javier: Más abierta, más receptiva. Recuerdo que una vez en Trujillo antes de tocar llevamos a la radio algo así como un promocional de dos canciones del Semáforos porque nos lo pidieron como primicia. Luego en el concierto tocamos esas canciones y la gente ya se las sabía. Las cantaban y el disco aún ni estaba en venta.

Pedro: En Huancayo tuvimos seguridad en una kermesse, con eso te digo todo.

Raúl: En La Oroya un pata borracho «oe, tengo tu maqueta» y yo «¡cómo ha llegado acá!»

Pedro: Cuando tocamos Aquella Luz, en lugar de cantarla sacaban a bailar a las chicas.

Javier: Fue la primera vez que vimos gente bailar una canción nuestra, con Garabatos pasó también.

Hablando un poco de las letras de las canciones (y hago esta pregunta a pedido de un gran amigo), ¿cómo nacieron las de Vienenyvan, Frío y (Aquella) luz...?

Raúl: Aquella pus... (risas)

Pedro: El amor que pasó. En sí la anécdota es que un día encontré una luciérnaga y la agarré con la mano. Ese momento simbolizó el momento con una persona en el que los dos la agarramos y luego se fue. A esperar que otra luz que venga...

Raúl: De Vienenyvan nunca entendí la letra, je, je.

Javier: Yo tampoco la sé, ¿de qué trata?

Pedro: Explicarte al detalle no porque es más metafórica. Sólo habla de gente que viene y va y marcan momentos en tu historia y no lo tomas en cuenta. Y Frío era para una chica, una persona que falleció y de la que quieres un último momento. Seguro pasa el hecho de que no puedas despedirte porque fue todo de repente. De ahí que la canción termina con un abrazo. De hecho, es una canción de amor.

¿A cambiado su forma de componer y escribir desde entonces?

Raúl: De mí no.

Pedro: En mí sí, para estructurar una canción. Antes era muy larga, veinte coros.

Javier: La letra de Tu Creencia la hice en una combi. A veces sale de esa manera.

Raúl: Pero deben ser diferentes nuestras canciones entre sí.

Pedro: Salir de "introducción-estrofa-corito-punteo"

Un muy buen ejemplo es precisamente Tu Creencia, la parte cantada empieza al minuto y medio.

Pedro: Exacto. Y nos decían: «¡mucho tiempo, no es radial!»

Raúl: Y nosotros no componemos pensando en la radio, aunque tengamos canciones que funcionen como singles del disco. Eso se ve en la respuesta de la gente en los conciertos o los comentarios al mail.

¿Y quién se encarga de los videoclips? Además en YouTube hay varios en vivo, ¿los suben ustedes mismos?

Pedro: Ni idea de quién los cuelga, será gente seguidora del grupo. Los clips sí los pone Alex (Carbajal), el director.

Javier: En el video de Garabatos sale Jimena Lindo, que es amiga de Alex. Ella ya se iba a España a trabajar y justo estábamos con el disco a cuestas. Él nos dijo lo del video, que ya lo tenía listo. Y lo hicimos en nuestro cuarto.

Pedro: La hermana de Alex es de mi promoción.

Raúl: Yo sabía de él por los videos de Electro-Z. Pero fue él quien nos buscó porque le gustó el grupo.

Javier: Somos compatibles en gustos e ideas, no sólo musicales.

Pedro: Es un pata buena onda.

Por eso los hizo cantar el tema de la Novicia Rebelde (risas)

Raúl: Eso lo planeó Alex. Fue a las 3 de la mañana.

Pedro: Es jugar con nosotros mismos.

Catervas, entrevista - 05/07/2007


De ello a participar en los tributos había un solo paso. ¿Qué tal la experiencia en ellos? ¿En cual otro les gustaría participar?

Pedro: La del gato (incluida en Tributo A La Niñez) es porque siempre nos gustó Yola. Elegimos esa y no El Pájaro Azul, otra canción de ella, porque es bien graciosa a pesar de ser para niños y hablar de muerte.

Raúl: En sí se trata de una canción oscura, nos gustó y la hicimos bastante gatuna.

Javier: Siguiendo con ese tipo de cosas, en el camino se quedó un proyecto de versionar un villancico. Lo hicimos, pero no salió.

Pedro: Sí recuerdo. Es más, tocamos un 23 de diciembre y para esa ocasión era el villancico. Habían luces de navidad y usamos gorros de Papa Noel (risas)

Raúl: Seguro lo hacemos este año, ya está listo. Quedaría como una rareza más, igual a las canciones que tenemos no en disco pero que sí tocamos en vivo a veces.

Pedro: Y Teleka (incluida en Tributo A Soda Stereo) es porque nos pareció la más juguetona, iba con el espíritu de nuestro grupo.

Javier: Nos llamaron también para lo de Christina (Rosenvigne) pero no hubo tiempo. Íbamos a versionar Mi Habitación o Tengo Una Pistola. Para el de Narcosis no nos llamaron.

Raúl: Narcosis es paja. De niño salías y oías Hombres G, Git en la calle como sales ahora y oyes perreo; ése era el rock en las radios (y sigue siéndolo, creo) Entonces un pata me dice: «oe, escucha esta vaina» y era «¡¡¡sucio policía verde, conchatumare!!!». Me rayó.

Javier: Nos gustaría también hacer una versión de The Boy With The Thorn In His Side de los Smiths (tararea la guitarra)

Raúl: Hay varias de varios grupos en realidad que nos gustaría hacer, pero siempre en nuestro estilo. Más chamba. A mí, por ejemplo, me gustaría hacer un tributo a Jeanette.

Javier: ¡A los tres! Un Día Es Un Día...

Pedro: Si alguien lo hace que nos pase la voz.

Javier: Y en lo personal, a mí me gustaría versionar alguna de Nicola Di Bari. Tiene letras bravazas, bien sentidas. Sería como hacer Frío, algo en ese estilo.

Raúl: Yo ahora estoy pegado con Trembling Blue Stars.

Y esas canciones, ¿planean sacarlas a futuro junto a material no incluído en los álbumes oficiales? Sacaron un EP para provincias y participaron también en Caleta Finale, por ejemplo.

Raúl: Nos es mala idea. Tal vez en web, alguna página especial más adelante. Tenemos composiciones que no están registradas ni en casete. O regrabaríamos otras en mejores condiciones, como Clave De Ángeles.

Pedro: Ahora estamos abocados en terminar el tercer disco.

Raúl: Hay varias canciones grabadas.

Pedro: Preguntan para cuándo. Si entras a la página web o a nuestro myspace verás un número 3 cargando. Sube un poquito el porcentaje y alguien por ahí dice: «oe, qué paja» (risas)

Javier: El plan es ese, terminarlo y luego darle duro en los conciertos.

Con respecto de sus álbumes, el primero va por una onda shoegaze, noise, toque waves, etéreo a veces, intrumentales. En el segundo, en cambio, como que viran más al pop, algo más "power trio" con uno que otro toque del anterior, pero con mayor espacio para lo acústico. ¿Qué para este tercer disco?

Raúl: Sónicamente se parece al primero; pero por las canciones, por la manera de tocarlas... es una mezcla del primero con el segundo. Y salió así. Porque en el primero, quizás como recién ibamos a un estudio de grabación, nos mareamos con lo que son efectos, sonidos...

Javier: El primer disco está bien instrumentado, hartos teclados, grabar por pistas. Y de repente quisimos para el segundo hacer algo ya no tan «elaborado», sino más rockero.

Raúl: Antes de grabar el disco no tocamos en vivo durante tres años...

Javier: No tanto, fueron dos.

Raúl: ...y para el Semáforos veníamos de varios conciertos y ya sabíamos más tocar en vivo.

Pedro: Como le quitamos muchos elementos tal vez el sonido del segundo se volió un poco pop, pero a veces pensamos qué pasa si le hacemos eso al primer disco. De repente hay un par de canciones que también pueden ser pop. La base es la misma, luego es ver qué le pones encima.

Raúl: La melodía pop ha estado desde la maqueta. Clave De Ángeles, por ejemplo, es una melodia bien pop con una instrumentación más bien etérea.

Pedro: Es una mezcla de los dos en el buen sentido de la palabra. El sonido siempre pretendemos que sea mejor. En este caso hay otro trabajo, paciencia de escoger los instrumentos, cada canción que tenga una textura bien lograda en lo que a batería o bajo se refiere.

Raúl: Lo estamos grabando de una manera más familiar también, con Juan Ramos que es nuestro sonidista casi desde que empezamos. Es como grabar en nuestra casa practicamente.

Pedro: Incluso la batería la hicimos ahí mismo, en el techo. Y las guitarras y todo eso lo estamos haciendo acá. Entonces eso nos da la libertad para que el disco suene bien fresco. Pero todavía no lo hemos acabado, así que pueden haber instrumentales; sería como rescatar un poco del primer disco lo que se perdió en el segundo.

Catervas, entrevista - 05/07/2007


¿Y han tenido respuesta de otros lugares, aparte de peruanos en el extranjero?

Raúl: De Chile, con el primer disco. Salió el video de garabatos.

Pedro: Nos escribieron de Chile, Argentina y Colombia, también Estados Unidos. No sabíamos cómo exactamente, pero había gente que se interesaba. Ahora con el myspace nos escriben de todos lados.

Javier: Creo que el nivel aquí en Perú no tiene nada que envidiar a grupos en Chile o grupos en Argentina, Ecuador o Colombia. Hay más herramientas de difusión para poder traspasar fronteras. De Bolivia una vez nos preguntaron «¿y cuándo vienen?»

Raúl: Pero no es que estemos abocados al extranjero. No sé, no lo esperábamos. Nunca nos hemos manejado por ahí.

Pedro: Con este tercer álbum vamos a agarrar más fuerza. Esa es la idea.

Javier: El hecho de que además somos hermanos nos mantiene de cierta manera respirando música o nos mantiene juntos. Por eso hemos durado.

twitter.com/catervas
myspace.com/catervas
facebook.com/catervas

No hay comentarios: