domingo, 31 de enero de 2010

Favoritos 2009

Esta no es una lista tipo "lo mejor de", porque tampoco va en orden de preferencia (que sí tengo) Son solo aquellas canciones que más giraron durante todo mi 2009. Y yo con ellas.

1. Animal Collective - Summertime Clothes

Geologist, Panda Bear, Avey Tare



Seis horas de cola después, tuve la suerte de verlos en vivo aquí en Lima en noviembre del 2008. Para entonces ya era fan con el Feels bien en alto. Una vez dentro solo dos fotos antes de abandonarme a sonidos que por sí solos resultarían inconexos y hasta molestos, pero que ellos hacían fluir de una manera increíble. Pop en constante expansión y transformación, continuando una búsqueda que nuestro bienamado Sr. Wilson empezó más de cuarenta años atrás. El 2009 no fue diferente y apenas en enero lanzaban una colección de once canciones entre las que muchos medios especializados destacaron a My Girls como la mejor del año. Estuve de acuerdo, pero si tuviera que elegir una del Merriweather Post Pavillion sería sin duda Summertime Clothes. Dulce de principio a fin en letra y melodía, perfecta para cualquier noche de verano razón por la que seguirá sonando ahí donde mejor sé tocarla.

2. Linda Mirada - Solo





¿Cómo no gustarme el disco debut de una enamorada de los Zombies y de los primeros OMD que además adora Plaza Sésamo y cree que, a menos que lo ameriten, los discos no deben durar más de media hora? Esta ochentera y amateur canción ya no tendría por qué faltar en ninguna fiesta. Es adictiva desde el comienzo.

3. La Bien Querida - Corpus Christi





Qué jodido es extrañar a alguien. Solo así se entiende el título de esta canción, una de las mejores en un disco que resultó una pequeña decepción para quienes amábamos el sonido acústico y la falta de prolijidad de la maqueta previa con la que se diera a conocer gracias a Sr. Chinarro y Jota. Será que, como ella misma dije, "no se trabajó en base a la maqueta sino en base a las canciones mismas". Esta en particuar tiene tanto de La Buena Vida como de Belle And Sebastian. Otra vez, qué jodido es extrañar a alguien.

4. The Big Pink - At War With The Sun





Sonidos nocturnos, abstrusos las más de las veces pero llenos de amor en cada una de sus formas. No puedo decir que me encanten del todo. Reconozco la calidad del disco entero aunque no logro conectar totalmente con él. Lo bueno de aquellas vueltas fue descubrir esta gran canción. ¿Por qué no la eligieron single? Potencial de sobra tiene, además de una letra bella que suele contrastar con el espírituo general del álbum. Algo así como los primeros rayos de sol luego de una noche no muy gratificante, pero con la esperanza todavía latiendo.

5. The Raveonettes - Suicide




Esta pequeña y nocturna historia de una chica a punto de dejarlo todo fue la que más les escuché del nuevo álbum e hizo que les prestara atención otra vez. Debe ser su disco más popero, lleno de melodías inmediatas; menos ruidoso, pero tan contundente como el debut.

6. Julian Casablancas - 11th Dimension





Otra sorpresa del año pasado fue el ultra bailable adelanto del primer disco en solitario que estaba por sacar Julian Casablancas. Totalmente alejado del sonido Stroke, pero manteniendo el espíritu revival, valiéndose esta vez de teclados y sintetizadores y sin la colaboración de ningún miembro de la banda. No estaría mal que suene ahí donde nos cobran por ir a bailar las de siempre. Tal vez se trate de un one hit wonder, quién sabe, pero demuestra al menos que su autor no es tan limitado como uno pudo pensar.

7. The Pains Of Being Pure At Heart - Come Saturday





Para mí es díficil elegirles una sola, pero Come Saturday tiene la urgencia sexual y amorosa que quien desespera por el día en que pueda por fin ver y encerrarse otra vez con aquel que ama. Suenan a mil grupos, es cierto, pero quizá por poner lo mejor de ellos en melodías como esta es que muchos ya los queremos.

8. Girls - Lust For Life





Cuando John Peel dijo que lo que más lamentaría de su muerte sería toda aquella música que ya no podría escuchar, se refería a canciones como esta. Clásicas y nostálgicas desde el primer acorde hasta el último, con una letra que a todos nos dice algo con lo que hemos soñado más de una vez entre amigos o a solas. La inclusión de la melódica no hace sino incrementar el deseo de que las cosas mejoren pronto y para bien. Simplemente una canción estupenda.

9. Young Galaxy - Smoke And Mirror Show





Solo por su segundo disco merecen más atención de la que tienen. Comparten con The Big Pink esa atmósfera de subyugante nocturnidad ideal para contar historias de amor mal llevadas. Esta en especial me cautivó desde el inicio por sus loops y coros fantasmales.

10. Parade - El Astrónomo Melancólico





Finalizo esta pequeña lista con el proyecto que Antonio Galváñ tiene desde hace más de diez años como excusa ideal para seguir dando vida a un universo lleno de ciencia ficción. El 2009 lanzó La Fortaleza De La Soledad, un álbum conceptual repleto de excelentes canciones en las que melodia y letra sincronizan perfectamente. De quedarme con una, sería esta: la historia de un joven enamorado de los planetas y el espacio exterior cuyo sueño de astronauta lo debe suplir apenas con astronomía debido a su mal de altura. Terriblemente adorable.



Muchas de las canciones mencionadas tienen respectivos videoclips, unos mejores que otros. Los hubo divertidos, ingeniosos, maleados, eh... 'revisionistas' (je), etc. El de Owl City es mi favorito del año porque no pretende contar una historia sino solo potenciar la idea de la canción. La niñez como un estado que no nos pertenece, pero al que podemos regresar cuantas veces nos plazca. ¿No hay nada que quisieran coleccionar?

No hay comentarios: