miércoles, 31 de diciembre de 2014

PEGADITAS DE ORO 2014


No estamos seguros si estos últimos doce meses han estado llenos de grandes discos en el sentido enciclopédico del término. Aquí en La Guerra Contra El Silencio tenemos consideraciones diferentes y medimos la importancia de nuestros canciones favoritas según la cantidad de vueltas que les hemos dado, lo mucho que sudamos bailándolas (a solas, lamentablemente), el tiempo que nos alegraron de camino al trabajo y lo fuerte que nos abrazaron al regreso, asegurándonos que a pesar de todo las cosas irán bien. Muchas de ellas están por llegar a casa, otras tendrán que esperar un poco más. Tampoco son solo veinte, pero una criba fue necesaria. Y aquí las presentamos, dispares entre sí pero todas compartiendo las mismas pulsaciones. Con la pretensión suficiente como para nombrar tanto a la escritora anarquista Voltairine de Cleyre, el Surrealismo, al Pierrot de la Comédie Italienne como a Michael Palin de los Pyton, el Modern Love de Bowie o al Joey de Friends sin perder en el camino la intención pop de los estribillazos y la melodía silbable. No quisimos agregar un segundo orden de preferencia, así que las ordenamos según fechas de lanzamiento.


ED HARCOURT - IN MY TIME OF DUST


El nuevo año apenas había comenzado y Ed Harcourt entregaba un EP de seis canciones, una vez más, con el piano como leitmotiv compositivo. Pero es quizá el material más oscuro que ha lanzado hasta el momento, según él, como adelanto de un próximo larga duración dedicado a canciones perversas. El tono general es fantasmal y ambiguo, no sabemos si habla de suicidio, guerras mundiales o de orquestas de cadáveres. La que da nombre al disco parece una marcha militar de retirada, una súplica a que los tiempos mejoren aunque el entorno no sea el más propicio.



THE FLESHTONES - IT IS AS IT WAS


Llevan casi cuarenta años juntos y tienen más energías que muchas bandas jóvenes de la actualidad. Lo que podría ser un clicherazo se aplica a ellos perfectamente sin problemas porque es verdad: Los Fleshtones son una banda de juerga, diversión y sudor; una banda con la que puedes saltar en calzoncillos por toda la casa o unirte a los cánticos de un grupo de marineros borrachos alzando jarras. Rock de garage en su expresión más pura e inocente. Una banda que a pesar de sus orígenes punks en la escena de Queens (cruzando el charco para tocar codo a codo con Ramones, Suicide, Blondie, etc. en el CBGB de los setenta y ochenta) todavía pueden mantener fresco su sonido agregando un poco de cuerdas o versiones en castellano de clásicos del garage sesentero (¡¡¡!!!) y cantando sobre novias que cambian sus status de facebook o hipsters echando a perder cafeterías y bares (¿alguien dijo El Monarca?). Un disco que habré escuchado decenas de veces desde febrero. Mi favorita es esta, donde reafirman su concepción del rock: "estás aquí para divertirte". El punto de partida fue "Sweat: The Story of the Fleshtones, America's Garage Band", libro biográfico editado el 2007. "No hicimos un montón de dinero / Pero hicimos lo que quisimos / Si lees "Sweat" / Lo puedes averiguar también". Claro que lo leeremos, pero por favor no cambien: sigan siendo como fueron.



ELBOW - CHARGE


He respetado a Elbow desde aquellos lejanos días del Kazaa y el Audiogalaxy aunque no siempre haya seguido su carrera. En más de una ocasión los he sentido abstrusos y privados. En otras, en cambio, los resultados parecen cuajar con canciones algo más directas e instrumentaciones menos barrocas. Quizá tenga que ver el hecho de no haber modificado nunca sus miembros lo que los haga sonar cada vez más cohesionados. La voz de Guy Garvey es distintiva, sobre todo cuando el resto de la banda se unen a él. Ése es sonido clásico de Elbow que espero no dejen de lado. Decidí apuntarme con The Take Off And Landing Of Everything, su último LP y me ha dado buenos momentos especialmente en la monotonía del trabajo. Un poco largo, eso sí (doble en su edición en vinilo). Pero canciones como Change compensan: "soy el chico que la amaba tanto en cada canción".



ARIES - VISIONES


Qué extraño saber que antes de ser Aries Isabel Fernández fue Charades, pero ella dice que este es su disco más personal y le creemos. Producto de haberse mudado a una nueva ciudad y pasar la mayor parte del tiempo sola, Isabel comenzó a juguetear con samples, cajas de ritmos, editar fanzines y pintar. Todo lo muestra aquí, desde la portada en la que podemos avistar el collage sonoro que domina todo el álbum. Pop sicodélico, tribal y positivo en su instrumentación. En contraste con letras catastrofistas, como en esta primera canción, la más directa y bella del álbum: "Veo casas y ciudades arder / Y si nunca te vuelvo a ver / He guardado todo en mi imaginación". De lo mejor que se ha editado en España este año.



KAISER CHIEFS - THE FACTORY GATES


Este fue el pistoletazo de salida de un álbum que no supo mantener el nivel. Pero la canción en sí misma nos parece maravillosa. A pesar de estar ambientada a comienzo del siglo pasado y mencionar la Acta de Bolsa de Trabajo de 1909 (cuya pretensión oficial era la de acabar con el desempleo pero, dada su poca efectividad, en la práctica más parecía orientada a disminuir el poder de los sindicatos), los resentimientos de esta canción son bastante vigentes y aplicables a cualquier entorno urbano o industrial: la ira, desesperanza y abatimiento de saberse atrapado en la rutina laboral diaria o el vivir en una periferia de mierda con pocas expectativas reales de escape. Como la música, por ejemplo.



BEN WATT - HENDRA


Más de treinta años han tenido que pasar para que Ben Watt publiqué una segunda colección de canciones. Nada que reprocharle pues no solo el resultado está entre lo mejor que se editó este año, también se ha mantenido activo sacando singles solitarios cuando le apetecía, haciendo remezclas y sets de DJ en clubes diversos, y lanzando discos hermosos junto a su esposa Tracey Thorn bajo el nombre de Everything But The Girl. A pesar de todo ese bagaje en su mayoría electrónico, las canciones de este segundo LP son básicamente acústicas y de humor taciturno y crepuscular. Lo que no evita, sin embargo, que orquestaciones sintetizadas y solos de guitarra llenos de nervio hagan aparición (estas últimas cortesía de Bernard Butler y David Gilmour, ilustres invitados durante la grabación). Hendra es un ejemplo perfecto y quizá por ello el single principal del disco. Un disco que, lo dijimos antes, para nosotros está entre lo mejor del 2014.



DAMON ALBARN - LONELY PRESS PLAY


De Damon Albarn poco hay que decir y no porque no estemos ante un compositor complejo y creativo, sino porque el éxito de su carrera musical ha sido objeto de análisis y atención en el mundo de la música pop de primera fila. Con justa razón, claro. Y qué nos puede ofrecer en este su primer álbum si parece haberlo hecho ya de todo. Pues aquí encontramos canciones melancólicas de instrumentación minimalista, sentimientos de introspección y crítica social. Por ejemplo en Everyday Robots, canción que da nombre al disco, ataca la despersonalización de las relaciones humanas que trae consigo la tecnología al servicio de nuestras actividades diarias. Lonely Press Play, sin embargo, parece aceptar que esa misma tecnología ayuda también a sentirnos menos solos. Un gran disco que mereció mayor atención, mejores puestos en las listas de fin de año y ganar el Mercury Prize al que fue nominado. Si intencionalmente no he mencionado a Gorillaz y Blur es porque en verdad no hace falta.



THE PAINS OF BEING PURE AT HEART - KELLY


Fui muy fan de los Pains durante todo el 2009 y 2010. Aquella seguidilla de discos de portadas monocromáticas nos presentaban una banda joven tan enamorada del shoegaze más accesible... y cuya temática podía abarcar el interés por la literatura (el nombre de grupo copia el título de un libro del escritor Charles Augustus Steen III) y la curiosidad por la sexualidad adolescente en todas sus formas. Pero algo se perdió de un álbum a otro. Say No To Love, el siguiente single, fue fantástico (en especial la cara B, quizá sus mejores cuatro minutos hasta la fecha) y hacía presagiar que la siguiente colección de canciones mantendría aquel estado de gracia. Lamentablemente no fue así. Endurecieron su sonido y en conjunto el segundo disco pecó de una seriedad realmente innecesaria. A pesar de ello mantuve algo de interés en sus siguientes lanzamientos aunque ya no esperara gran cosa del tercer LP que lanzaron este año. Incluso los avances no entusiasmaban demasiado. Lo primero que me sorprendió fue el desbande de todos los miembros, quedando solo Kip Berman (cantante y compositor principal) Bien escuchado, el nuevo material recupera parte de aquella frescura inicial. Mucho de ello se debe no solo a que se trata de una banda prácticamente nueva, también la voz de Ben Goma, vocalista de Another Sunny Day In Glasgow, es mejor que la de Berman y la de Peggy Want (antigua tecladista de los Pains, quien además hacía los coros) No por nada el Village Voice la ha declarado 'Mejor Voz Femenina' del 2014. Kelly, con su tufazo a This Charming Man, es mi favorita de todas estas nuevas canciones. Es inocente, romántica, ambigua, graciosa y muy tú-y-yo-contra-el-mundo.



MARTHA - PRESENT, TENSE


La más urgente/desesperada de la lista y la de sonido más noventero (en el buen sentido de la palabra) Martha son otra banda joven con apenas un par de cassettes y un primer álbum editado este año. Por eso no hay mucho más que agregar salvo que provienen de la escena DIY del norte de Inglaterra (exactamente de Pity Me, villa suburbana que muestran en el clip de esta canción), militan en el veganismo y el straight-edge y su nombre de grupo es un homenaje al último ejemplar con vida de la ya extinta paloma migratoria. Present, Tense es guitarrera (como todo el resto del LP) y tiene un coro adictivo. Es una queja contra nuestra tendencia a idealizar el pasado y a poner demasiada expectativa en el futuro. Los Martha solo quieren un presente que dure y valga la pena.



LOS RETROVISORES - COMPRENSIÓN


Comenzaron a participar en algunos recopilatorios del underground barcelonés de filiación sixties (Moderno Pero Español, Somos Los Mods vol.1, etc) y ya desde entonces su sonido lleno de hammond y vientos sobresalía en el mar de revivalistas. Con precisión pop, actitud de pandilla, y letras entre sentidas y sarcásticas, sus discos y presentaciones en vivo son verdaderas invitaciones a la celebración. Luego de dos referencias en larga y mediana duración, llega a mediados de año este nuevo EP en el que suenan más cuajados y duros ("cafre soul" o "deep beat" dirían los entendidos) pero igual de fiesteros. También queda claro por qué Los Retrovisores es un gran nombre para una banda como ellos. Cogen elementos del pasado, claro, versionando por ejemplo el cover de Lord Sitar de I Can See For Miles (así de puristas pueden ser) pero logrando un característico sonido propio que no ha hecho sino mejorar con cada lanzamiento. No por nada titularon su primer LP "La nostalgia ya no es lo que era". De este nuevo siete pulgadas mi favorita es la cara A. Ahora Sé Que Serás Mi Amor es una canción fantástica llena de saxos y trompetas para dedicar (o más bien amenazar, ja!) a esa persona... peeeeeeeeero es un cover, bastante respetuoso, de los Disciples Of Soul (consigan como sea el single original, no solo por That's The Way Love Goes sino por Together, un lado B sensual y doloroso como pocos), razón por la que no puedo elegirla como una de mis favoritas del año, aunque lo sea. Comprensión es la que entra en esta lista y méritos no le faltan. Una canción del tipo me-voy-a-chupar-con-mis-amigos-y-qué. Abre de mejor manera el EP demostrando que las lecciones las tienen bien aprendidas y el humor bastante intacto. Ojalá editen material pronto.



COMET GAIN - 'SAD LOVE' AND OTHER SHORT STORIES


Es curioso darse cuenta cómo muchas de las bandas que logran desmarcarse de un solo género logran permanecer en el tiempo y lanzar continuamente discos apreciables. Comet Gain es una de ellas, mal vistos en la escena mod/northern soul inglesa que los vio nacer. Con una estimulante carrera a sus espaldas este año regresaron con un álbum lleno de pop luminoso, trompetas, violines, baladas, amor por los sesenta y las historias cotidianas. Paperback Ghosts es tal y como tendría que sonar Belle And Sebastian actualmente. Al ser los londinenses una banda con más antigüedad la comparación es injusta, pero inevitable también porque ambas tienen algunas influencias compartidas. Un disco que crece cada vez más con cada escucha. Sad Love..., el single de adelanto, es el recuerdo de la persona más importante que has conocido y perdiste. Vidas separadas por un sentimiento que ya no es mutuo. Frases como "Rezas que ustedes dos sientan lo mismo / Cuando estás despierto / Cuando terminas pero no quieres", con ese violín llorando por debajo, es el primer momento más triste que escuché en los discos del 2014.



LITERATURE - THE ENGLISH SOFTHEARTS


Lo primero que pensé fue "¿Literatura? ¡Qué pretenciosos!" Minutos después esas consideraciones desaparecieron. Había olvidado que los estaba conociendo gracias Slumberland Records, sello que nos ha dado tantas alegrías. A mediados de año a través de su cuenta de SoundCloud adelantaban el segundo disco de estos muchachos de Filadelfia con una canción de melodía sixties llena de ecos y tufo shoegaze (y un final similar al de la primera apertura de Digimon, la verdad sea dicha) Aún seguíamos llevándola a todas partes cuando un adelanto más, la envolvente New Jacket, vino a querer quitarle el lugar y por poco y lo logra. Grabado en el Marlborough Farms Studio de Gary Olson (líder de los estimables Ladybug Transistor, quien también ha acogido otras bandas independientes como Essex Green y Crystal Stilts), el álbum resultante es una colección de canciones que vuelve bailable (¡todavía más!) el sonido independiente británico de los primeros noventa. Entre todas ellas seguimos prefiriendo The English Softhearts, que desde el mismo título deja clara sus intenciones de agradecido homenaje.



CAPITÁN SUNRISE - EL CUBISMO, LA VANGUARDIA


La más retozona de toda la lista. Esta banda de Zaragoza/Madrid comienza a dar que hablar luego de que Elefant Records les editara un disco (ya descatalogado) para su colección New Adventures In Pop. Por aquí, en cambio, los conocí recién con el álbum que lanzaron hace algunos pocos meses (también agotado), esta vez vía Discos De Kirlian (sello Barcelonés de actividad constante). Precisamente el adelanto de aquel CD fue esta encantadora canción que Luis Calvo nos hiciera escuchar a través de Viaje A Los Sueños Polares, su programa de radio online. Nos recuerda a esas primeras maquetas de Milkyway, al pop sesentero más cándido, con palmas y xilófonos que hemos oído en cientos de cortes twee, con la diferencia que aquí están acompañadas de letras divertidas e ingeniosas. Me atrapó instantáneamente y en el momento que más lo necesitaba: muerto de aburrimiento por tener que trabajar también los sábados, estaba además atravesando por un bajo momento en mi relación sentimental. "Aún queda tiempo para poder / solucionar el problema" es el final que prometía una solución, mejores momentos, la guinda positiva de un pastel lleno de colores y sabores agridulces. Fue la mejor manera de presentar un álbum que felizmente no abusa de este sonido; por el contrario, demuestra un abanico mucho más amplio. ¿Qué otra felicidad nos ha dado este lanzamiento? Pues conocer el trabajo estimulante y, en ocasiones, surrealista del ilustrador vizcaíno Gorka Olmo.



SIN RUMBO - FRECUENCIAS


La culpa es de las recomendaciones semanales de Notodo. ¿O fue el boletín de Zona de Obras? No recuerdo bien. ¡Ambas se parecen tanto! Tampoco son fuentes muy confiables pero sirven para mejorar el alcance de nuestro radar. El asunto es que alguna de ellas comentaba lo nuevo de esta banda pero a mí no me sonaban de nada. Y el nombre del grupo y de la canción tampoco me transmitían mucho (y siguen sin hacerlo) Hice el clic de rutina, se trataba de un videoclip. La banda tocando en un bosque iluminado únicamente por neón dan paso a un niño en un techo corriendo en zigzag con las manos extendidas, simulando volar. Parece obsesionado con las alturas, con estrellas, con astronautas. Más imágenes de la banda, esta vez alzando guitarras a la altura del pene. Ahora vemos al niño y a sus amigos manejando sus bicicletas a toda velocidad hasta salir de la ciudad. Luego deambulan por un bosque y las tomas son como de película ochentera de aventuras, de las que solían dar los domingos por la tarde, tipo Cuenta Conmigo o La Caravana del Valor. La banda sigue tocando y ya tengo claro para entonces que no me gustan ni sus peinados ni sus barbas ni sus camisas (¡especialmente sus camisas!). Sigo sin saber por qué se llaman así, si saben moverse muy bien frente a las cámaras. A los niños, en cambio, eso no les importa. Están demasiado ocupados construyendo una nave espacial con cartones, tecnopor y papel plateado. Ya es de noche y lo han conseguido. El niño del casco entra a la nave y los demás lo saludan/despiden solemnemente con un gesto militar. Pero son interrumpidos por unos guardabosques. O militares reales, qué se yo. El caso es que son adultos y eso basta para que la diversión acabe. Con jalones de oreja son desalojados pero el niño sigue en la nave y logra ascender a las estrellas. Es una idea trillada, claro que lo sé. Pero si vi todo el clip fue porque la canción lo amerita. Es tan positiva, tan popera, tan bailable. "¿Quién nos puede quitar lo que está por venir?" Y sin darme cuenta la he oído miles de veces. Tanto que no he querido buscar y escuchar el disco completo por temor a que las demás canciones no sean igual de bonitas. Y tampoco hace falta.



ELECTRIC YOUTH - RUNAWAY


Electric Youth son los canadienses Bronwyn Griffin y Austin Garrick, dos enamorados haciendo música desde hace apenas unos pocos años, colaborando con otros músicos por aquí y por allá, editando un EP, llamando la atención de algunos medios: "one of the 20 Best Songs of 2011", "one of the Ten Artists You Need To Know" (y categorías por el estilo que, viniendo de quienes vienen, tampoco quiere decir la gran cosa) De todo esto, desde luego, me he enterado después porque los conocí recién gracias al boletín semanal de noticias que Secretly Canadian envía al correo. En él anunciaban con orgullo el lanzamiento, por fin, del primer larga duración del dúo. Mentiría si les dijera que llamó mi atención no solo por tratarse de esa casa discográfica (Jens Lekman, JJ, The War On Drugs, ¿ven a qué me refiero?) sino porque leer "Electric Youth" me trajo a la mente esa canción de finales de los ochenta que tú también conoces. ¡Sí, esa misma! No es una conexión descabellada, faltaba más, pero la pareja asegura que lo que hacen no tiene nada que ver con nostalgia o el regreso de un sonido. Les creo a medias, porque lo quieran o no esta canción y en general todo el álbum (lleno de grandes canciones, tuve problemas para elegir cuál de todas era mi favorita) sí remite a años anteriores. Felizmente no mucho. Esto es música de baile estimulante, evocadora, llena de teclados soñadores y beats latiendo como corazones al unísono. A pesar de su atmósfera tristefeliz es, quiero creer, una canción esperanzadora. Dos jóvenes a los que no les importa que les falte mucho todavía por vivir, lo que quieren es vivirlo juntos. Tal y como se muestra en su hermoso videoclip.



ALLO DARLIN' - KINGS AND QUEENS


Hay tres cosas que me encantan de Allo Darlin' y que los hacen sobresalir en la escena indiepop internacional. Primero: sus melodías, bonitas en la justa medida antes de llegar a ser dulzonas. Incluso sus canciones más pop e inmediatas nunca pierden sobriedad y elegancia. El punto dos viene ligado al anterior: la voz de Elizabeth Morris es seca y ligeramente ronca, una rara mezcla que tiene al mismo tiempo carácter y fragilidad. Mucho de las melodías sobresalen gracias a ella y sus inflexiones. En tercer lugar están las letras: no muy alejadas de los tópicos románticos pero bastante personales. Un repaso rápido de ellas nos muestran las vivencias de la vocalista en aspectos como el formar una banda, la amistad, el amor, mudarse de país y recientemente el matrimonio. Todo ello sin caer en puntos de vista femeninos en demasía, lo que las hace cercanas a cualquier persona en general. Disfruté mucho su último álbum, We Come From The Same Place; creo que es el mejor que tienen hasta la fecha y reúne más que nunca todas las características que acabo de mencionar. Lleno de canciones preciosas estuve en duda acerca de cuál elegir como una de mis favoritas del año. Me decidí por Kings And Queens por transmitir lo que he sentido en estos últimos meses en materia personal. Para cuando llega el coro y cantan lo de "Lo que tenemos, sabemos que ellos nunca lo tendrán / Esto es todo lo que necesitaba" mi corazón ya está hecho mazamorra.



LOS NASTYS - FUMAR, BEBER Y ROMPER


No sé qué pensar de Los Nastys. Me gustan harto sus canciones y eso es lo único que debería importar pero entonces los veo esforzándose por alimentar una imagen de "locos" y "borrachos"... imagen que están en su derecho de querer tener y puede ser divertida para un grupo cuya edad promedio no pasa de los 25 años, pero puede llevarlos también a convertirse en una caricatura de sí mismos. Leídas algunas de sus declaraciones, sé al menos que están consientes de pertenecer a una generación donde la descontextualización es pan de cada día y si hoy soy garage mañana puedo ser movida española sin despegarme de mi computadora más que para ir al baño. Es triste, y quizá Los Nastys solo estén revelándose al apelar al sinsentido, los pedos, las pollas y a experiencias sicotrópicas. Fumar, Beber y Romper es la suma de todo ello: si me dejas me da igual, consigo otra chica, otra botella, armo otro pleito y me cago en todo. Como escapismo es frenéticamente perfecto pero, insisto, espero que no se vuelvan en una caricatura. Hay razones, felizmente, para pensar que podría no ser así. En los dos EPs que lanzaron a principios y mediados de año hay espacio también para la lucidez urbana, el sarcasmo religioso y derroteros musicales no tan genéricos. Solo queda esperar el primer LP y seguir disfrutando de sus canciones, u olvidarse de ellos.



MY FAVORITE - SECOND EMPIRE


Quienes me conocen saben que esta es una de mis bandas más importantes, así que pronto volveré a hablar de ellos con mayor detenimiento. Razones sobran: este año han re-editado su primer LP, rescatando versiones de single, canciones editadas solo en cassette, un folleto con su historia desde fines de los ochenta y piensan hacer lo mismo con su segundo disco el próximo 2015. También están trabajando en material nuevo que ya están presentando en vivo. Este adelanto hereda lo mejor del pop electrónico bailable de corte oscuro. "Bailar es lo que haces cuando aún no te has enterado de lo mal que están las cosas. O cuando ya te has enterado, pero quieres olvidarlo a toda costa. Bailar para no llorar. Bailar para mantener alejada la marea de la tristeza." Esta cita resume lo que significa para ellos y para nosotros el nuevo single de My Favorite luego de diez años, dos disoluciones y pérdidas de miembros. Pero si algo ha caracterizado a los de Long Island es el saber levantarse expiando sus demonios. "Podrías salvar nuestras almas / ¿Pero qué hay de nuestro fantasma? / Aún congelado en un holocausto adolescente". Ese apunte de saxo es nuestro segundo momento más doloroso del año. Nuestros compañeros han regresado por fin. Bailando entre escombros para purificarse y a nosotros con ellos.



LOS PUNSETES - MUSEO DE HISTORIA NATURAL


Sé de gente que los odia y de otras personas que, como yo, los adora. Felizmente somos más los que gustamos de ellos y esperamos sus discos con emoción. Su estilo ruidoso de guitarras cercanas al indie noventero sumado a letras la mar de locas y estrambóticas son un acontecimiento para nosotros. Lo que he notado en este nuevo lanzamiento es una producción que frena a la banda en varios momentos (frenazo artificial de estudio que los madrileños van a tener que imitar en sus presentaciones) y un ánimo melancólico y pesimista en casi la totalidad de canciones. Reproches a la ciudad, los amigos, las propias expectativas, las relaciones de pareja y los críticos frustrados que se creen llamados a defender la corrección moral y política y que al final solo hablan huevadas. Me Gusta Que Me Pegues es la payasada de rigor a la que nos tienen acostumbrados y el primer single de adelanto que quizá sea la razón por la que mucha gente aún tiene la idea equivocada de ellos. Pero no es para nada representativa del disco. Museo De Historia Natural es nuestra preferida y parte de una premisa extraña: la visita a un museo de animales disecados en la que estos con la mirada nos dicen que su condición actual escapó a su responsabilidad, que de un momento a otro quedaron detenidos en el tiempo sin haber logrado todo lo que querían. Los Punsetes no quieren acabar igual. Ni nadie, creo yo. Que estemos haciendo algo para evitarlo ya es otra cuestión.



COOPER - IDEAL


Alejandro Diez pertenece a esa clase de músicos admirables que permanecen en forma a punta de nuevos discos e intereses. No solo ha publicado libros y animado fiestas modernistas (llegando hasta Argentina), también realizó una serie de conciertos al medio día en varias ciudades de España para que fans más jóvenes puedan verlo. Esta clase de actitudes, junto a canciones de pop cristalino que edita cada cierto tiempo, hace que cada uno de sus lanzamientos sea especial. Este 2014 ha regresado con EP bajo el brazo. Los Veranos Son Para Soñar, el single de adelanto en lindo vinilo blanco, despedía la estación para él pero para nosotros no hace más que acompañar nuestros días de sol que apenas comienzan. El extended del mes pasado amplía esa sensación con cinco canciones más y las pasiones que ya le conocemos: las tardes, la ciudad, el amor, el sol y la amistad. Ésta es la que da comienzo y a nuestro juicio la más adorable: un mimo que no puede salirse del papel para hablar con alguien que amenaza con irse para siempre de una ciudad que ya no aguanta. Power pop ideal.


Y esas fueron nuestras veinte canciones preferidas de estos últimos doce meses. No hemos considerado algunos discos que llegaron demasiado tarde a nosotros, como el de Ariel Pink, Sleaford Mods, Vic Godard & Subway Sect y especialmente nuestro héroe Billy Childish. Será motivo para futuros posteos el 2015. Por lo pronto este 2014 nos deja, al menos en este aspecto, un buen sabor de boca oídos.

No hay comentarios: